BLEFAROPLASTIA SIN CIRUGIA
275€

Definición de blefaroplastia sin cirugía.

La blefaroplastia sin cirugía es uno de los tratamientos más innovadores en Medicina Estética. Este tratamiento se lleva a cabo mediante la utilización de un láser tipo PLEXR.

La Tecnología PLEXR es simplemente un láser PLEXR que se utiliza para realizar (entre otras aplicaciones que veremos más adelante) la blefaroplastia sin cirugía, es decir, tratar el exceso de piel en los párpados.

Principalmente del párpado superior, pero también va a mejorar la piel del párpado inferior. Evitando así la cirugía, con una recuperación mucha más rápida, menos traumática y utilizando una técnica menos invasiva.

Realización de la blefaroplastia sin cirugía.

Es un procedimiento ambulatorio en el que aplicaremos anestesia local previamente en forma de crema o bien inyectada, según se requiera, con la finalidad de evitar el dolor.

Se aplicará el láser PLEXR en la zona, lo cual producirá una serie de pequeñas quemaduras, lo que tendrá como consecuencia que el tejido se retraiga, es decir, la piel se va a encoger.
Estas pequeñas quemaduras producirán unas costras que nos van a durar alrededor de algo más de una semana, tiempo en el cuál debemos proteger la zona de la exposición solar.

Este vídeo nos ofrece una explicación detallada de la Blefaroplastia sin cirugía y su aplicación.

¿Dónde podemos aplica el láser PLEXR?

El láser PLEXR nos permite también, a parte de tratar los párpados mediante el tratamiento de Blefaroplastia sin cirugía, llevar a cabo la eliminación de lunares, verrugas y otras lesiones de la piel.

En el caso ya comentado de los párpados se produce una retracción del tejido tratado a la vez que reducimos las arrugas.

Resultados y sesiones requeridas.

Los resultados van a depender del grosor de la piel del paciente y de la intensidad a aplicar.
Importante: Cabe remarcar que los resultados no dependen de la edad del paciente.

Las sesiones necesarias en el caso de la Blefaroplastia sin cirugía van a variar según las recomendaciones del doctor. Vamos a realizar 1 sesión y a los 3 meses, aproximadamente, se realizará una revisión, en la que se determina si es necesaria una segunda sesión. El efecto resultante del tratamiento va a durar años, reduciendo el párpado superior e inferior y, como resultado, tendremos una mirada más joven.

En el caso del tratamiento de lunares, verrugas y otras lesiones de la piel sólo se requiere de una sesión para acabar con ellas y, en su caso y según indicación del doctor, de una revisión posterior.

Cuidado de la piél después de la Blefaroplastia sin cirugía.

El único efecto secundario a tener en cuenta, en el caso de la Blefaroplastia sin cirugía van a ser las pequeñas microquemaduras generadas, comentadas con anterioridad, cuya duración van a estar en función del tipo de piel y la capacidad de regeneración del paciente.

Es importante que durante el tiempo que tarde en recuperarse la piel se evite la exposición solar directa, con el fin de evitar posibles manchas en la misma piel.

Aquí te ofrecemos un vídeo informativo sobre la Blefaroplastia sin cirugía.

Habla con un experto